martes, 23 de diciembre de 2014



No dejes que lo nuestro muera,
Te he visto sonreír
cada vez que hacíamos el amor.
He visto tus lágrimas a oscuras morir
cuando mis besos las fundían como rayos de Sol.

Te he visto inundada de dudas
Y aún así aceptar mis caricias
Mis besos, mis abrazos.
                      Te he visto hoy de nuevo desnuda

Y aún sigues diciendo que temes
 Por no apreciar lo nuestro.
Te he visto sonreír cuando hemos bailado,
Te he visto retorcerte de placer cuando
Nos hemos acostado.
Te he visto llena de seguridad cuando
Los dos nos hemos besado.
He visto que tú,
Siempre pese a mis defectos
Aunque no puedas verlo
De mi te has enamorado.
No dejes que lo nuestro muera…
Con locura siempre…
Te amo…

domingo, 12 de octubre de 2014

Este Poema lo escribí esta misma tarde en un trayecto de Metro. A veces recibimos un no por respuesta y hay que batirse en retirada. A veces aun recibiendo ese no es mejor no rendirse y pelear por lo que quieres ahí va.

"No me pidas que me bata en retirada"
¿Sabes? Ya me he cansado de hacer el amor
con la  soledad cada mañana.
Ya me he cansado de pedir clemencia
al destino cuando me acurruco 
cual lobo solitario en mi solitaria cama.

Dices que no tenemos nada en común
y sin embargo, compartimos el mismo Sol
la misma lluvia, la misma Luna...

Dices que soy alguien simpático y agradable
pero tu estómago carece de mariposas volando
y no sabes como esas palabras desgarran mis entrañas
como un afilado y temible sable.

Dices que no podríamos tener más que una amistad
y sin embargo pasas la noche en vela 
si rebato que esas palabra no son del todo verdad

Dices que no sientes algo
y sin embargo, no evitas darme los buenos días
cada mañana, dices que no estás segura
y esa insignificante alabanza
es lo que alimenta mi esperanza.

¿Sabes? desde que te conozco...
no he cesado de pensarte.
no me pidas que me bata en retirada.
pues soy yo quien de verdad
quiere enamorarte.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Muchas veces en la vida, uno se siente bastante decepcionado con el amor. Este primer poema lo escribí hace tan solo algunas semanas tras varias semanas de decepciones.

¡Hoy estoy hasta los mismísimos cojones!
Harto de enterrar mi rostro entre mis manos.
Cansado de naufragar en los océanos
Revueltos de la temible soledad
Como el más solitario de los ancianos.

¡Hoy estoy hasta los mismísimos cojones!
Su voz suena en mis tímpanos a triste silencio
Más aun me quema y hiere de muerte saber...
Que los colores de su seductora mirada
El cruel destino me ha prohibido conocer.

¡Hoy estoy hasta los mismísimos cojones!
Harto de ser un inquilino desahuciado
De labios traicioneros que intento habitar.
Exhausto de escribir mil versos sin sentido
Que un alma como la mía pueda consolar.

¡Hoy estoy hasta los mismísimos cojones!
Pues el amor debería ser un derecho,
No lo que veo, un dichoso privilegio
El amor debería ser alcanzable para todos
Y no una balada de tristes arpegios…
Antes de nada, un poco sobre mi persona:
 Soy un joven maestro de primaria al que además de apasionarle la enseñanza, también le apasiona escribir poesía. Después de meses dándole vueltas al tarro, al final he decidido lanzarme y compartir algunos de mis poemas en la red. Espero que aquellos que se dejen picar por La Cola del Alacrán disfruten leyendo lo que vaya poniendo por aquí tanto como lo hago yo cuando escribo. Gracias de antemano por dejaros caer por aquí y un saludo para tod@s.